CARTA PUEBLA DE TRONCHÓN (1272)
UN LARGO PROCESO EN DEFENSA DE LAS LIBERTADES DE LA TIERRA DE BAYLAZGO
ESTATUTO Y DESAFUERO ACORDADO POR TRONCHÓN SIGLO XVII (1629)
VENTURAS Y DESVENTURAS DEL QUESO DE TRONCHÓN (1642)
AUSTRIAS Y BORBONES EN LA BAYLIA DE CANTAVIEJA -I- (1705-1711)
AUSTRIAS Y BORBONES EN LA BAYLIA DE CANTAVIEJA -II- (1708-1712)
AUSTRIAS Y BORBONES EN LA BAYLIA DE CANTAVIEJA -III- (1708-1719)
DOCUMENTO HISTORICO DE 1722 SOBRE LAS PROCESIONES A BORDON
DOCUMENTO SOBRE LA CREACION DE UN MOLINO 1762 -
LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA 1809
PADRÓN (GENERAL) DE TRONCHÓN 1840
TRONCHON Y LAS GUERRAS CARLISTAS
DOCUMENTO HISTORICO DE 1872 SOBRE LAS PROCESIONES A BORDON
¿ VUELVE EL MAESTRAZGO A LA EDAD MEDIA ?
LOS PERGAMINOS DE TRONCHON
EL INCENDIO DEL AÑO 1994 -
HISTORIA Y SITUACION ACTUAL DE TRONCHÓN
UNA APROXIMACIÓN A LA VIDA EN EL TRONCHÓN ANTIGUO - 1ª a 4ª PARTE -
UNA APROXIMACIÓN A LA VIDA EN EL TRONCHÓN ANTIGUO - 5ª PARTE -
UNA APROXIMACIÓN A LA VIDA EN EL TRONCHÓN ANTIGUO - 6ª PARTE -
LA CALDERA DEL ESPLIEGO
CATALOGO DE LOS ARCHIVOS MUNICIPALES TUROLENSES (TRONCHÓN)

Carta puebla de Tronchón:
1272, junio 22


La orden del Temple concede carta de población al lugar de Tronchón, según fuero de Villarluengo (el cual tiene fuero de Zaragoza).

Esta es copia bien y fielmente hecha a XIII días de las Kalendas de octubre, en era de MCCCXLII, tomado de un documento dividido por abece, cuyo tenor es así:

Sepan todos que nos Fray Arnaldo de Castronovo, humilde maestre de las casas de la milicia del Temple en Aragón y en Cataluña, con el consejo, asentimiento y voluntad de fray P. de Tous, Comendador de Cantavieja; fray Guillermo de Montrivo, comendador de Novellas; fray Gallardo de Josa, comendador de Tortosa; fray Catorbella, socio nuestro; fray A. Doden; fray P. de Manresa, vicario de Miravete; fray Franticio, camarero de Cantavieja y los otros muchos frailes nuestros allí presentes, en nombre propio y de nuestros sucesores, damos, concedemos y laudamos a vosotros: Ibáñez Domingo Tejedor, justicia de Tronchón; Juan Rubio y Domingo Marques, jurados del mismo lugar; Pedro Juan; Domingo Ballestero; Ferrando de Veria; Sancho de Domingo Lobo, hombres nuestros de Tronchón presentes y futuros sucesores vuestros, el llamado lugar de Tronchón, a saber: Desde la Hoya de Cornellón y del Barranco Hondo hacia abajo hasta llegar al río de la Vinolo, y según corre el agua hasta el camino que va del lugar de Castel? A Cantavieja, y de dicho camino sube hasta el Podio de Domingo Fortuño y va a la Torre de la Codoñera y al Barranco de la Candela y sube a la Peña de Ovellera y cerro arriba hasta la cruz donde mataron abeben (sic.), y de esta sierra sube hasta la Hoya de Cornellón.

Cuanto incluyen estos términos, separado el circuito, hasta la Hoya de Cornellón, os damos, concedemos y laudamos a vosotros hombres nuestros de Tronchón y a vuestros sucesores, de esta forma y bajo esta condición: que de todos los frutos y producción (nacidos y crecidos) que Dios os diere allí, vosotros y los vuestros nos deis a los nuestros y nuestros sucesores la décima y primicia rectamente y con fidelidad, y allí os asentéis según fuero y costumbre de Villarluengo. Sin embargo, nos reservamos para nosotros y nuestros sucesores todo dominio, hornos y molinos por todos los siglos obligándonos a proveer a la Iglesia de dicho lugar de libros y otros ornamentos y hacer que se confieran allí los divinos y eclesiásticos sacramentos a gloria de Dios y de la Orden del Temple. Igualmente queremos. Del mismo modo queremos y os cedemos a vosotros y los vuestros que si alguno o algunos de vosotros o de los vuestros muriera a manos de los sarracenos, nosotros o nuestros sucesores no podamos pedir nada de los bienes del muerto que así acabase; pero si alguien o algunos de vosotros o de los vuestros muriese sin testamento y sin reparto de sus cosas, nos reservamos para siempre la quinta de sus bienes para nosotros y los nuestros, exceptuados aquellos que fueran muertos por los sarracenos según se ha dicho anteriormente. Que todo cuanto arriba se ha indicado y escrito en esta escritura perdure perpetuamente por nosotros y los nuestros, o lo concedemos y laudamos para vosotros y los vuestros, y que las tengáis y retengáis las posesiones según hoy las tenéis repartidas. Y si alguien o alguno de vosotros o de los vuestros quisiere enajenar vender o empeñar su tierra o parte de ella nos lo hagáis saber diez días antes a nosotros o los nuestros, y si quisiéramos retenerla, tengamos o podamos poseerla por el precio que otro u otros quisieren dar, pero si no, pasados esos diez días, podáis vosotros o los vuestros vender o enajenar la dicha tierra solo a hombres y vasallos del Temple, exceptuados los caballeros e infanzones. Salvando también el derecho de nuestro dominio y de los nuestros, que ninguno pueda tener o poseer la dicha tierra a no ser hombre que sea vasallo del Temple y vecino de la Bailya de Cantavieja.

Y vosotros y los vuestros estáis obligados a hacer huestes y cabalgadas para nosotros y los nuestros según hacen los pobladores de Villarluengo. Y nosotros los dichos Ibáñez Domingo Tejedor, justicia de Tronchón; Juan Rubio y Domingo Marqués, jurados del mismo lugar; P. Ibáñez; Domingo Ballestero; Ferrán de Veria; Sancho de Domingo Lobo; Ximeno de Domingo Lobo, en nombre propio y de la universidad de hombres de Tronchón, presentes y venideros, recibimos de vosotros, venerable señor maestre y frayles dichos, el llamado lugar de Tronchón con los términos señalados y en las condiciones dichas, prometiendo, en nombre propio y de los nuestros, atender y cumplir todas y cada una de las cosas antedichas bajo la obligación de todos nuestros bienes sedientes y movientes. Y nos, el mencionado maestre, para mayor fuerza de este asunto ratificamos el presente instrumento reforzado con la garantía de nuestro sello.

Esto fue hecho .X. días de las kalendas de julio del año de Nuestro Señor de .MCCLXXº. segundo, en presencia de los testigos convocados especialmente para esto: C. De la Torre, canónigo de Lérida; Pascasio Cuartero y Jaime Varella, jurados de Cantavieja; y yo Guillermo de Cereto, notario público con autoridad real, que intervine en estas cosas y escribí esto por mandato del mismo señor Maestre y de los otros susodichos y este Sig+no hice. Sig+no de mi, Guillermo Faber, notario público de Villarluengo, que suscribo esto como testigo. Sig+no de mi, Pedro Barrau, notario público de Cantavieja, testigo.

ESTE TEXTO HA SIDO PROPORCIONADO POR ARMANDO AYORA

Historia y situación actual de Tronchón:


Situación:

Tronchón, villa de la provincia de Teruel, declarada conjunto histórico artístico por resolución de la Dirección General de Bellas Artes el 7 de Julio de 1983. Tronchón es un pintoresco pueblo del Maestrazgo turolense, a 133 kilómetros de la capital de la provincia y situado en el Sistema Ibérico, al pie de la Muela Monchén, próximo al límite de la provincia de Castellón y a una altitud de 1.096 metros. La extensión del término municipal es de 5.710 hectáreas y limita al Norte y Oeste con Villarluengo, al Sur con Cantavieja y Mirambel y al Este con Olocau del Rey, perteneciente a la provincia de Castellón.

Historia:

Tronchón fue reconquistado por Alfonso II y donado posteriormente a Gastón, Maestre de la Orden de Sant Redentor, cuya sede se encontraba en Cantavieja. En el año 1212 pasó a la Orden del Temple, con los restantes pueblos que formaban la "Baylía": Cantavieja, Villarluengo, La Cañada, Iglesuela del Cid, Mirambel y La Cuba. El Maestre Arnaldo de Castronovo concedió la carta de población en 1272, imponiendo la condición de no poder vender, enajenar, gravar tierras o posesiones del término a personas ajenas al mismo. Tronchón desempeñó un papel fronterizo importante desde su incorporación en 1277 a la Encomienda Templaria de Cantavieja. Como todo el Maestrazgo, pasó diversas vicisitudes y tuvo un papel fundamental en el desarrollo de las guerras de la Independencia y Carlistas. Es, de hecho, en el siglo XIX con las guerras carlistas cuando se populariza el nombre del Maestrazgo, ya que estas sierras se convierten en el baluarte del carlismo alzado en armas, donde destaca la figura del general rebelde Ramón Cabrera, "El tigre del Maestrazgo".

Población:

Tronchón tiene 94 habitantes, 47 hombres y 47 mujeres. La evolución de su población es regresiva a lo largo de todo el siglo, perdiendo sólo en los años 60 el 45% de su población. Este descenso continua produciéndose. Tronchón, es uno de los tantos pueblos de Teruel que ha sufrido una gran despoblación, pasando de un millar de habitantes en el año 1900 a los 331 habitantes de 1970 y en la actualidad no llegan al centenar. Todos los pueblos de la serranía de Teruel, en menor o mayor proporción, se han ido despoblando. Junto con la despoblación, las migraciones son responsables del envejecimiento de la población que queda en el campo. Tronchón acusa un importante grado de envejecimiento y dificultades de relevo generacional. Los dos factores desencadenantes de esta situación han sido la disminución progresiva de la natalidad y la fuerte emigración, sobre todo de jóvenes. Hay dos aspectos que interesa analizar desde el punto de vista de la población: los movimientos migratorios y los movimientos naturales. La emigración ha sido, a lo largo de pasados períodos, una de las principales causas del despoblamiento de esta zona, ya que ésta se produjo de forma intensa durante varias décadas, aquellas en las que la industrialización española se realizó a mayor ritmo en comunidades circundantes como Madrid, Barcelona y Valencia, donde se dirigió buena parte de la población. Por lo que respecta a los movimientos naturales de población, la tasa de natalidad es muy baja, mientras que la tasa de mortalidad asciende, principalmente por el hecho de que muchos de los habitantes son personas de la tercera edad. Por lo tanto, la tasa vegetativa, es decir, el movimiento natural de población es negativa.

Actividad dominante:

Años atrás, la economía de Tronchón se desarrollaba de manera próspera entorno a los sombreros, cuyo proceso de producción ocupaba mucha mano de obra debido a su complicada elaboración artesana. Otra de las artesanías que también creaba algunos puestos de trabajo era la cerámica, aunque en menor proporción, ya que solamente existían dos hornos. Las actividades dominantes actualmente son la ganadería (bovino 52,07%, porcino 23,63%, ovino y caprino 21,06%) y la agricultura (como principales cultivos podemos destacar los cereales, las leguminosas, el forraje...), aunque se percibe una tendencia importante de la población hacia el sector servicios, debido fundamentalmente a la reciente iniciativa de fomentar el turismo rural en la zona. Tanto la agricultura como la ganadería son pobres y descapitalizadas. Según datos del Instituto Aragonés de Estadística, la ocupación por sectores del municipio sería la siguiente:

Agricultura, pesca y ganadería: 55,19%

Servicios; principalmente hostelería, transportes y pequeño comercio: 31,85%

Construcción: 8,08%

Industria: 4,45%

Energía: 0,43%.

Nivel de renta:

El nivel de renta se puede considerar bajo; una gran proporción de los habitantes son jubilados que reciben una pensión del estado, aunque siguen manteniendo en activo las tierras que tienen en propiedad.

Gastronomía:

Uno de los aspectos principales de Tronchón, así como de los municipios que componen el Maestrazgo, es el gran legado gastronómico preservado a lo largo del tiempo para el disfrute de los visitantes. En este municipio tiene especial relevancia el famoso queso de Tronchón, elaborado con leche de oveja y cabra, que ya mencionó Cervantes en "El Quijote" y fue llevado por el Conde de Aranda, embajador de España, a la Corte francesa, y que se sigue elaborando de manera artesanal. La elaboración de este apreciado queso se perdió durante muchos años y sólo se podía degustar en las fiestas de San Antonio. En la actualidad, tras grandes esfuerzos, en el pueblo se vuelve a producir de forma estable, pero artesanal, este preciado queso con los antiguos ingredientes, fórmulas y moldes. La elaboración del queso semicurado de Tronchón parte de la leche de oveja y cabra cuajada mediante la llamada "hierba cuajera", una variedad de cardo (alcachofa silvestre). Tras verterla en la quesera o ancilla, se prensa durante una hora, se añade sal y se deja reposar doce horas.

Arquitectura:

El casco urbano de Tronchón tiene incoado expediente de declaración de conjunto histórico-artístico. Por decreto 128/95 del Gobierno de Aragón, se ha declarado zona de Rehabilitación Preferente. Donde mejor se aprecia el carácter civil de la arquitectura es la Plaza de la Iglesia, espacio dominado por el gran volumen de la iglesia y su bello campanario barroco. La iglesia parroquial de Sta. Mª Magdalena consta de una sola nave de cuatro tramos separados por grandes arcos de medio punto, con capillas laterales entre contrafuertes y cabecera poligonal. La portada está enmarcada por una arco de medio punto, rematada con frontón y con rosetas en las impostas. Frente a ello, se alza, en el centro de la Plaza, la Casa Consistorial, construcción de dos plantas de mampostería de piedra, con sillería en los recercados de los huecos, esquinas y arcos. Destaca la bella carpintería de tracería mudejar y el alero de la cubierta, así como el alfarje del techo de la primera planta. El extremo oriental de la plaza exhibe un armonioso conjunto de arquitectura popular, mientras el frente occidental con los edificios sustitutorios del castillo y de un convento, manifiesta una agradable calidad espacial. El horno y la antigua cárcel completan el franco meridional, al oeste del Ayuntamiento. La población tuvo varios portales, al parecer uno en cada una de las calles de acceso. El flanco meridional estaba presidido por el Portal de San Miguel o Portalico, en el inicio del camino de Mirambell, hoy carretera de Olocau; actualmente sigue existiendo pero se modificó para permitir el paso de vehículos. Se ha conservado también el Portal de Santa Bárbara, situado en El Planillo, en el inicio del camino hacia El Tremedal. En el inicio del camino a Villarluengo se construyó el Portal de la Val, junto al cementerio, que sigue estando adosado a la iglesia parroquial. Ha desaparecido el Portal de la Morería, que durante mucho tiempo fue el paso hacia el barrio habitado por Moriscos. Entre los centros de devoción popular de Tronchón destaca la Ermita de la Virgen del Tremedal, construcción de finales del siglo XVIII, de planta circular cubierta por cúpula con lunetos, en los que encajan óculos y linterna ciega. También hay un gran número de casas que destacan por su belleza arquitectónica, las más importantes son la Casa del Santo, la Casa del Marqués de Valdeolivo, la Casa Rectoral y la Casa Monforte.

Tipo de explotación agraria predominante:

Su principal riqueza es la ganadería con más de 357 unidades ganaderas de ganado bovino, 344 de porcino, 113 de ovino, 10 de caprino, 10 de equino, 7 de aves y una coneja madre e importantes extensiones de prados y pastos naturales. La actividad agraria predominante de la zona es el cultivo de cereales de secano, entre los que destaca fundamentalmente la cebada cervecera o de dos carreras, por adaptarse mejor al clima y ser más productiva. Otros cultivos mucho menos significativos de la zona, pero también existentes serían los forrajeros y la patata. El término municipal cuenta también con terreno forestal y podría llevarse a cabo alguna explotación maderera, ya que potencialmente sus bosques son propicios para ello. Las especies arbóreas más representativas de la zona son la encina (Q.ilex) y quejigo (Q.Lusitanica), tanto de porte arbóreo como de porte no arbóreo y pino silvestre (P.Sylvestris), pino laricio (P.Laricio) y pino carrasco (P.Halepensis). El pino silvestre es el que ocupa una superficie mayor. En estado puro se encuentran en alturas superiores por lo general a los 1.400 metros y solo cuando está asociado a alguna otra especie, como el pino laricio, se encuentra en alturas inferiores y generalmente ocupando la umbría. Su rendimiento maderero anual es de 1 a 2 metros cúbicos por hectárea y los turnos de corta son de 80 a 50 años. El pino laricio está asociado con encinas y quejigo, dominando el estado de fustal. Su madera se emplea en construcción y serrería. En cuanto a los "Quercus", el más característico es la encina, seguida del quejigo. Su valor se limita a la producción de leñas para carboneo y por supuesto su valor protector dada su función creadora y conservadora de suelos.

Densidad de población:

Si se considera que la superficie total del término municipal es de 5.710 hectáreas y que Tronchón tiene actualmente una población de 94 habitantes, la densidad media que resulta es muy baja, puesto que 1,64 hab/km2 no son bastantes para garantizar una explotación racional del territorio. Sin embargo, durante el verano la densidad de población aumenta, ya que la ocupación del pueblo es casi total. Los emigrantes regresan con sus familias a sus antiguas viviendas para pasar las vacaciones, aprovechando las favorables condiciones climáticas de Tronchón, es decir, sus veranos suaves y nada bochornosos.

Accesos y comunicaciones:

La red de carreteras puede considerarse suficiente, aunque es muy poco densa, reduciéndose a carreteras locales estrechas. Accesible por la carretera local que parte desde Olocau del Rey hacia Tronchón, en la provincia de Castellón es la carretera local CV-132, que al entrar en la provincia de Teruel se denomina camino vecinal TE-V-8424.

Turismo:

El Maestrazgo turístico, ha detenido el fuerte proceso de despoblación por el que se vio afectado en décadas pasadas, en la actualidad las gentes que habitan estas tierras miran su futuro con más optimismo y han creado iniciativas que pueden paliar en cierto modo los problemas económicos que estos pueblos han venido arrastrando. Al ser el turismo uno de los motores de futuro por los que el Maestrazgo apuesta, se han creado y rehabilitado viviendas de turismo rural.

Por Lucía Monforte Guillot

Composición de la página por Angel Gimeno Monforte 21-8-2001